Grupo de Acción Comunitaria

¿Quiénes somos?

El GRUPO DE ACCIÓN COMUNITARIA es una organización creada en 1997 como una comunidad de personas voluntarias y aglutinadas alrededor de ideas vinculadas al terreno del trabajo psicosocial y comunitario, la salud mental y los derechos sociales, económicos, culturales y políticos de los pueblos.

El GAC aspira a ser un espacio y red de apoyo para las poblaciones, colectivos, instituciones y organizaciones que trabajan en el ámbito psicosocial y comunitario, especialmente en temáticas relacionadas con el trabajo en salud mental y derechos humanos, poniendo especial énfasis en la comunidad latinoamericana.

Desde esta perspectiva, es miembro del GAC toda persona que colabore en alguno de sus proyectos.

Congruente con todo lo anterior, los valores que fundamentan la acción del G.A.C. y que guían los procesos de organización y toma de decisiones son la universalidad del conocimiento, la interculturalidad del saber, la “red” como una forma básica de relación, apoyo y trabajo; el rigor científico y académico, la investigación acción participativa, la independencia política e institucional en la acción, el vínculo comprometido con personas y poblaciones, la relación de confianza como necesidad para la involucración del G.A.C., la transparencia, el sentido de compromiso de sus miembros, la proactividad y la flexibilidad de acción.

¿Qué hacemos?

El Grupo de Acción Comunitaria es, ante todo, un espacio abierto donde es posible desde simplemente pasar a conversar alguna vez con amigos, hasta hacerse una casa y pasar temporadas dentro.

A grandes rasgos, podríamos diferenciar dos grandes objetivos en la actividad del Grupo de Acción Comunitaria. Por un lado, se trata de articular mecanismos que fortalezcan las capacidades de resistencia, autogestión y movilización de poblaciones y colectivos afectados por violencia política o catástrofes, apoyando las diversas formas organizativas que desarrollan trabajo social y comunitario.

Por otro, contribuir a la gestión compartida del conocimiento fomentando los sistemas de docencia y aprendizaje horizontales, basadas en la idea del intercambio de saberes. El GAC se adscribe a los principios del denominado “copyleft”, que considera el saber como un patrimonio de la humanidad, y por tanto un derecho y un deber ético hacerlo accesible de modo libre y compartido.

Además, seguimos apoyando el desarrollo de proyectos de investigación, la promoción de redes de trabajo, la sistematización y difusión de experiencias de acción y los proyectos acordes con nuestros objetivos.

El Grupo de Acción Comunitaria tiene convenios de colaboración con diferentes universidades e instituciones de Europa y América Latina, y mantiene una biblioteca de recursos y un fondo documental de materiales relacionados con salud mental, derechos humanos y trabajo psicosocial y comunitario. Estos recursos son de acceso libre y público.